Resiliencia: menores de 16 años en extrema pobreza en València

Por: Lilliam Vega Lassús/Valencia

¿Ustedes se preguntan qué es la resiliencia? es la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. En ocasiones, las circunstancias difíciles o los traumas permiten desarrollar recursos que se encontraban latentes y que el individuo desconocía hasta el momento (Pérez, P. y Gardey, A., 2013).

Las estadísticas indican que más de 260.000 niños menores de 16 años de la Comunitat Valenciana, el 33,1 %, están en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que supone uno de cada tres niños del total de la población infantil, según datos del Instituto Valenciano de Estadística (IVE) de 2017.

Se desglosan por provincias, Alicante es la que peores datos presenta, con un 37,1 % de los menores de 16 años en riesgo de pobreza o exclusión, seguida de Castellón, con un 30,9 % y Valencia, con el 30,7 %, mientras que la ciudad de València es donde se concentra el mayor número de menores en riesgo de toda la Comunitat, con cerca de 37.000, el 31,6 % del total.

La gran pregunta es ¿qué proyectos están implementándose en las comunidades para fortalecer la resilencia con los menores de 16 años en extrema pobreza en Valencia?

En un estudio descriptivo correlacional realizado por Rodríguez, H., Guzmán, L. y Yela, N. (2012) cuyo con objetivo es caracterizar los factores personales que influyen en el desarrollo de la resiliencia en 200 niños y niñas entre las edades 7 y 12 años pertenecientes a familias vinculadas al programa Red UNIDOS en la ciudad Ibagué- Colombia. Se evalúa el nivel de autoestima, empatía, autonomía, humor y creatividad. Dentro de estas características se espera mejorar el entendimiento de factores que afectan los niños y niñas frente la adversidad. Los investigadores procedieron con las siguientes interrogantes: ¿Qué factores influyen en el desarrollo de la resiliencia?, ¿Qué situaciones económicas se presentan en los estudiantes?, ¿Cómo las familias se ajustan frente adversidad?, ¿Qué métodos usan los estudiantes para manejar la adversidad y dificultades del cada día?, ¿Qué número de estudiantes sufren por la unidad de la familia?, por último, ¿Cómo se puede definir la resiliencia?

muestra constó de 200 niños en edades comprendidas entre 7 y 12 años pertenecientes a familias de estratos 1 y 2 de la ciudad de Ibagué- Colombia. Esta muestra se organizó de manera intencionada, teniendo como criterio de inclusión pertenecer a familias participantes en la RED UNIDOS.
El instrumento utilizado por los investigadores fue el inventario de Factores Personales de Resiliencia. Este instrumento contiene 48 reactivos con opción de respuesta dicotómica.

Los atributos resilientes que se desarrollan en la infancia son: autoestima, empatía, autonomía, humor y creatividad. Para los expertos la autoestima, la capacidad para valorarse positivamente, la empatía es la disposición para comunicarse con facilidad y relacionarse fluidamente con los otros. La autonomía se refiere al sentido de la propia identidad, la habilidad para poder actuar independientemente y el control de los impulsos; el humor es una disposición innata que puede ser reforzada desde el medio ambiente, enfatizando que no es una característica fija de la personalidad, sino que es más bien resultado de un equilibrio que se da entre un comportamiento juguetón y el ambiente, siempre que éste se dé unido a la capacidad crítica; la creatividad según se relaciona con la habilidad de crear orden y belleza a partir del caos y el desorden, incluyendo la habilidad para pensar de manera innovadora y flexible, más la posibilidad de intentar soluciones nuevas para problemas tanto cognitivos como sociales y afectivos.

Las limitaciones más relevantes fueron la falta de responsabilidad y capacidad de muchos padres para asumir los compromisos frente a sus hijos, establecer con ellos relaciones de afecto, respeto y de convivencia armónicas, la fragilidad de las familias y la situación de pobreza en la que viven las cuales afecta las condiciones para atender adecuadamente a sus hijos. Esta limitación de una unidad familiar saludable podría tener el resultado más dañino hacia los estudiantes.

Como parte de las recomendaciones para continuar otros estudios es vital en nuestros intentos para desarrollar habilidades de resiliencia que mantengamos relaciones directas con la familia. Es nuestro deber de servir como mediadores, no de simplemente información, pero de ser puentes entre los estudiantes y sus unidades familiares.

Tenemos que construir una imagen de la vida de cada día del estudiante en relación con su familia clara y precisa. Solo de esta forma podemos apropiadamente construir una base donde podemos desarrollar y nutrir la resiliencia en los estudiantes.

Referencias bibliográficas
Infancia pobreza. (25 de julio de 2018). Uno de cada tres niños de la Comunitat está en
riesgo de pobreza o exclusión. Edición C. València. Recuperado en:
https://www.efe.com/efe/comunitat-valenciana/sociedad/uno-de-cada-tres-ninos-la-comunitat-esta-en-riesgo-pobreza-o-exclusion/50000880-3701479#.

Pérez, P. y Gardey, A. (2013). Definición de resilencia. Recuperado en:
http://definicion.de/resilencia/.

Rodríguez, H., Guzmán, L. y Yela, N. (2012). Factores que influyen en el desarrollo de la
resilencia en niños y niñas en edades comprendidas entre 7 y 12 años que se desarrollan en extrema pobreza. International Journal of Psychological Research, vol. 5, 2, pag, 98-107.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *