La historia de Rocky, el perro robado de la residencia de vacaciones canina de Picassent

La familia cree que se lo llevaron para peleas

Rocky es un macho American Staffordshire Terrier. Su familia se iba de vacaciones y buscó un lugar dónde dejarlo. Lo hicieron en el Residencial Canina de Picassent, un lugar dónde habitualmente se dejan de forma temporal las mascotas. Sin embargo, lo que la familia de Rocky no podía imaginar es que el día que lo dejaron en la residencia canina sería el último día que lo verían.

Según relata la familia, “el 5 de julio mi familia y yo teníamos la intención de irnos de vacaciones y por ese motivo dejamos a nuestro perro en el residencial ECOCAN Picassent. A las 3 horas de haberlo dejado nos llama el dueño del residencial para decirnos que el perro había desaparecido, se lo habían llevado por la puerta trasera del terreno donde se encontraba mi perro junto el resto de mascotas”.

La desaparición se produjo hace más de un mes. La familia cree que ha sido robado para participar en peleas y cargan contra el residencial canino “los animales son una responsabilidad. Se necesita personal cualificado, vigilancia 24h, instalaciones protegidas. Hemos puesto una denuncia, nos hemos puesto en contacto con varias protectoras de animales o a su vez ellas mismas con nosotros al enterarse de la noticia, y hemos pegado carteles por todos los pueblos de alrededor del lugar donde despareció mi perro. Igualmente hemos ido a la Guardia Civil y a la Policía Local de la periferia. Estamos desesperados. Nos han arrancado el corazón”.

Por su parte desde la residencia canina han emitido un comunicado dónde explican que “nos vemos obligados a escribir esta publicación debido a las numerosas difamaciones por gente que ni nos conoce ni ha visitado nunca nuestras instalaciones.  Pedimos por favor, a todos aquellos que están compartiendo publicaciones falsas, que contrasten antes la información porque se nos están atribuyendo hechos que jamás han ocurrido. Y por más que una mentira se repita muchas veces, esto no la convierte en verdad. Nos produce enorme tristeza el saber que hay gente oportunista que está aprovechando esta ocasión tan lamentable como es el hecho de que nos hayan robado a Rocky para verter infamias tales como que hemos vendido el perro, que organizamos peleas de perros, y un largo etc”.

Según la dirección de la residencia canina “a día de hoy (escrito en julio), lo único que sabemos con certeza, es que el día 5 entraron en nuestras instalaciones rompiendo el candado de nuestra puerta trasera. No solo la Guardia Civil tiene constancia de ello, sino que también tiene pruebas fotográficas tal y como figura en la correspondiente denuncia, pese a lo que pueda decir cualquier persona. Nuestra única preocupación desde el primer minuto, ha sido encontrar a Rocky y esclarecer lo sucedido”.

Mientras tanto la familia sigue buscando a Rocky y está realizando numerosas campañas en las redes sociales por si alguien lo pudiera haber visto. La residencia canina también desde sus redes sociales pide colaboración para encontrar a Rocky.

Comentarios: 1

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *