Premiados en la 8ª Ruta de la Tapa de Puçol

El 14 de septiembre, la Agrupación de Peñas realizó el recuento de la votación popular de la 8ª Ruta de la Tapa, que este año ha ganado El Quijote con 290, seguido de Mel de Caramel con 216 y Durango con 200 votos. El acto contó con la presencia de representantes de los festeros, del Ayuntamiento y numerosos componentes de las peñas. A continuación, se realizó el sorteo entre todos los participantes de los 116 premios cedidos por los patrocinadores de la ruta.

«Con los locales que he hablado hasta ahora, se ha notado un descenso respecto a ediciones anteriores, pero la Ruta de la Tapa sigue siendo imprescindible en las fiestas y los patrocinadores están satisfechos por la distribución de sus productos», reflexiona Pepe Gallego, creador de la ruta. «Pero ha llegado el momento de sentarse y plantearse seriamente el futuro, porque ya no estamos al nivel que teníamos hace un par de años».

Mientras sus compañeros de la Agrupación de Peñas organizan los votos, Pepe muestra síntomas de cansancio. El vaivén propio de todo proyecto alcanza su tercera fase, como él mismo reconoce: «La primera fue el inicio, cuando faltaba darse a conocer y tenía que crecer; la segunda fue el punto álgido en cuanto a locales y público asistente; y ahora, en la tercera, hay menos colas, menos locales y falta estudiar si el modelo ha de continuar igual o debemos buscar otras fórmulas».

Con la tranquilidad de que patrocinadores y distribuidores se sienten plenamente satisfechos con la Ruta de la Tapa Vila de Puçol, pero con las dudas que genera el saber que el público de la 5ª y 6ª edición ya no se ha alcanzado en estos dos últimos años, las peñas tienen que hablar con unos y otros antes de tomar decisiones: unos piden que hayan dos fines de semana, otros que sólo uno, algunos apuntan a centrarlo en un espacio único, otros que el horario se limite…

Cada uno tiene sus propias ideas de cómo debe ser el futuro de la ruta, aunque a Pepe lo que le duele es que algún local no haya sido fiel a los compromisos que se le piden desde la organización: «hemos visto locales que se quedaban sin tapas el primer fin de semana y otros que no habían colgado los carteles, que no anunciaban la imagen corporativa de la ruta y esos detalles afectan a la imagen general de todos».

Una imagen por la que la Agrupación de Peñas trabaja todo el año, buscando patrocinadores privados, negociando con distintas administraciones públicas, manteniéndose como la ruta con más bares participantes en toda la Comunidad Valenciana y eso que Puçol es un pueblo con muchos menos habitantes que otras ciudades que organizan jornadas de tapeo: «pero ser un pueblo tiene la ventaja de moverte a pie por una zona y poder cenar tomando unas tapas en tres o cuatro locales cercanos, algo difícil en ciudades más grandes».

Pese a todo, Pepe sigue viendo el lado positivo, aunque este año se le ve más cansado que en ediciones anteriores. Aspira a la profesionalidad en todas las fases de la ruta, desde el diseño de la publicidad y la promoción en distintos medios, a la atención a todos los clientes, «sobre todo los fines de semana, en que han venido muchos seguidores de otras poblaciones y no en todos los locales se han encontrado el mismo nivel de tapas ni de atención al público».

La 8ª Ruta de la Tapa se acerca a su final. El Quijote, Mel de Caramel y Durango han sido las tapas más votadas. Un total de 116 vecinos recibirán en octubre los regalos cedidos por los patrocinadores. Y la Agrupación de Peñas prepara sus fiestas… mientras llega el momento de sentarse con todos los colaboradores y hacer autocrítica: un encuentro en la tercera fase que debe servir para el renacer en 2019.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *