Conselleria y ayuntamiento acuerdan construir una rotonda en el acceso a El Palmar de la carretera del Saler

Las obras se iniciarán tras la campaña del arroz

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio y el Ayuntamiento de València han acordado iniciar en los próximos meses, las obras necesarias para la mejora de la ordenación del tráfico y seguridad vial en la intersección de la CV-500 con la carretera de acceso a El Palmar.

Según ha informado el director General de Obras Públicas, Transportes y Movilidad, Carlos Domingo, este acuerdo se ha adoptado hoy en la reunión que ha mantenido con el concejal delegado del Àrea de Gobierno Interior y Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo, el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y la concejala de Agricultura, Huerta y Pueblos de València, Consol Castillo, para analizar las actuaciones de calmado de tráfico, mejora de la seguridad vial y ordenación de la carretera CV-500 que esta conselleria está proyectando.

Con la ejecución de la rotonda en la CV-500 en sustitución de la actual intersección en ‘T’ de acceso a El Palmar, Carlos Domingo ha destacado que se mejorará la funcionalidad y seguridad vial de la actual intersección; se dotará de espacio físico adecuado y seguro la parada del autobús existente, y se construirán los itinerarios peatonales y cruces de la CV-500 para conectar la parada con el Centro de Interpretación de l’Albufera.

Asimismo, se calmará el tráfico al eliminar la prioridad en la CV-500, y se eliminarán los giros a izquierdas en el Estany de Pujol ya que se habilitan, por el norte, en la rotonda existente actualmente de acceso a Les Gavines y por el sur, en la nueva rotonda que se va a construir en el acceso a El Palmar.

Mínima afección al parque

La intersección objeto de intervención está ubicada en el centro del parque natural de l’Albufera “por lo que las actuaciones proyectadas parten de la premisa de la mínima afección al entorno”, ha señalado Domingo, que ha añadido que la reordenación de esta intersección es prioritaria especialmente por motivos de seguridad vial.

En este sentido, ha explicado que “tanto la carretera CV-500 como el acceso a El Palmar tienen una intensidad de tráfico muy elevada, especialmente en periodo estival, con problemas de congestión, y mal funcionamiento de la intersección, que debido a su tipología, da prioridad al tráfico de la CV-500, por lo que los vehículos procedentes de El Palmar se encuentran con importantes retenciones así como se producen accidentes de tráfico”.

Además, la ubicación de esta intersección en el entorno del centro de recuperación de fauna y el centro de interpretación del Parque Natural de l’Albufera, supone “un incremento del tráfico, especialmente con vehículo privado, aunque también la línea 25 de la EMT de València dispone de una parada, en cada sentido, en dicha intersección. Estas paradas de autobús no disponen de una infraestructura adecuada ni de aceras que permitan al usuario llegar hasta el Centro de Interpretación”, ha apuntado Domingo.

Aproximadamente, a un kilómetro al norte de esta intersección se localiza otro importante foco de atracción turística, el Estany de Pujol, con un mirador a l’Albufera y embarcadero, con gran afluencia sobre todo en el atardecer. Como ha señalado el director general, “la rotonda de acceso al Palmar permitirá en el tramo del embarcadero ordenar adecuadamente los movimientos y evitar los giros indebidos en la propia calzada como ocurre actualmente”.

Las obras se iniciarán tras la recogida del arroz

Las obras a ejecutar se iniciarán una vez concluida la campaña de recogida del arroz para evitar cualquier tipo de molestia y no interferir en el tráfico agrícola, y consisten en la construcción de una rotonda en la intersección de la carretera CV-500 con la carretera de acceso a El Palmar aprovechando el espacio ocupado por las calzadas actuales y evitando la ocupación de terrenos del Parque, condicionando sustancialmente el diseño geométrico de la misma.

La rotonda consta de una calzada anular de 13,6 metros de radio exterior, con un carril de 5 metros de ancho, y tres ramales de acceso a la misma, dos correspondientes a la propia CV-500 y el tercero a la carretera de acceso a El Palmar.

Las paradas de autobús se ha diseñado enfrentadas en el lado norte de la rotonda, habilitándose una plataforma anexa a la calzada para la parada del vehículo durante la carga y descarga. En el ámbito correspondiente a las paradas, el ancho de la calzada se reduce a 2,5 metros de modo que se permite el paso de los vehículos ligeros pero a velocidad reducida.

A partir aquí, se construye un itinerario peatonal y los cruces de la CV-500 y de la carretera de acceso a El Palmar, de conexión entre las paradas y el Centro de Interpretación de l’Albufera.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *