Aprende a mantener tu casa fresca en verano sin pagar más de la cuenta

¿Temes a las facturas de luz en los meses de verano? Te traemos varias soluciones para frenar el calor en el hogar.

Con el calor comenzando a asomar en el horizonte, es más que probable que ya estés mirando algún que otro presupuesto de instalación aire conductos en Valencia de la mano de profesionales como ExpertClima.es. Se avecina una época en la que los termómetros van a demostrar la inclemencia del sol y el calor, en la que va a ser necesario contar con los mejores métodos para combatir el calor.

La primavera está avanzando con jornadas que nos han llevado del paraguas a las sandalias, del abrigo a la manga corta. Este continuo vaivén ha hecho a muchos olvidar que, tras esta estación, llega el verano y que, con él, también viene el momento de buscar frescura para combatir unas temperaturas que amenazan con estar más altas que nunca.

Las olas de calor se avecinan, las jornadas en las que salir a la calle se convierte en casi un peligro a determinadas horas por el calor abrasador que impera. Y no es para menos, si buscas más información sobre las olas de calor, verás que este verano aspira a ser uno de los más calurosos de los últimos años.

Por eso, te conviene estar más preparado que nunca para poder combatir esta situación antes de que te suponga un problema. Si bien es cierto que con una buena instalación, como las que hacen los profesionales que hemos mencionado al comienzo, puedes ahorrarte muchos problemas, también existen otros métodos para que el calor no sea tan molesto en el hogar.

¿Quieres saber los mejores consejos para combatir el calor este verano? Vamos a presentarte varias propuestas y soluciones que te van a resultar especialmente útiles no solo para que esta estación sea más llevadera, sino también para que puedas ahorrar algo de dinero y no tener que ver cómo tu factura de la luz hace que maldigas también a la época veraniega.

Consejos clave para combatir el calor en el hogar

Lo primero que tienes que hacer para evitar que la temperatura de casa aumente considerablemente, es impedir que el calor entre. Es decir, tienes que asegurarte de que cuentas con un buen aislamiento para ello. Por eso, es sumamente recomendable que tengas instaladas ventanas con marcos de un buen material y que, por supuesto, sean de cristal doble.

Este es uno de los primeros requisitos que, si no cumples ya, debes intentar cumplir en el menor plazo de tiempo posible. Puede que no sea el mejor momento ahora mismo, pero no olvides que tener un buen aislamiento es la mejor forma de mantener una temperatura estable en el interior de la vivienda.

Aún así, cuando pasen las horas de más calor y comience a entrar la noche, es buena idea que abras puertas y ventanas para que el aire fresco circule por todas las estancias de tu hogar. Si se genera una corriente, notarás algo más de frescura a medida que avanzan las horas y, de hecho, no necesitarás siquiera tener que encender al aire acondicionado o los ventiladores de casa.

Puede parecer una tontería, pero el color de tus cortinas también influye en esto. Si tienen colores claros, reflejarán más la luz y evitarán que esta entre más de la cuenta, calentándolo todo. A su vez, una buena ducha de agua fresca puede ser la aliada perfecta para casos en los que el calor ya sea sofocante e imposible de soportar.

También ayuda mantener una dieta con alimentos frescos. Una ensalada, una pieza de fruta fresca y siempre, siempre, agua a bajas temperaturas para terminar de refrescar nuestro interior harán que también nos refresquemos por fuera y podamos llevar mejor el calor que acaba llegando en los meses de verano.

Por supuesto, si nada de esto termina de aliviar el sofocante calor veraniego, tendrás que recurrir a un buen sistema de aire acondicionado por conductos o al más tradicional. Recuerda que no es necesario bajar demasiado las temperaturas y que, con que estas se fijen entre los 23-25 grados tienes más que suficiente para generar una sensación de bienestar en un ambiente agradable.

Los ventiladores son buenos sobre todo por las noches, ya que su tarea no es más que la de mover el aire que circula por las habitaciones. Si este es caliente, lo que moverán serán olas cálidas que seguirán manteniendo esa incómoda sensación que generan las altas temperaturas.

Mantente siempre hidratado y ten en cuenta todo lo que hemos ido explicando a lo largo de este texto. Si lo haces, verás cómo puedes sobrellevar mejor los meses de verano y disfrutar al máximo de esta época tan idónea para los chapuzones y los refrescos. Hay quienes no soportan el calor y, si eres de esos, puedes respirar con alivio, porque todo esto que te acabamos de enseñar ayudará a que tu casa sea un remanso de paz y buenas temperaturas.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *