El bipartidismo resiste en L’Horta tras cuarenta años y once citas electorales

El PSPV-PSOE mantiene su posición hegemónica frente al PP y los partidos emergentes

Salvo algunas excepciones que confirman la regla y el caso de València capìtal, que es punto y aparte, el sistema bipartidista, representado por el PSPV-PSOE y el PP e iniciado en 1979 con las primeras elecciones municipales tras la recuperación de la democracia, resiste en los ayuntamientos de L’Horta, pese a los cuarenta años transcurridos y haberse sometido a once citas electorales.

Los recientes comicios del 26M han venido a corroborar, e incluso a reforzar, esta tendencia en la comarca, en la que, además, se constata el mantenimiento, aunque con una base cada vez menos amplia, de la hegemonía del PSPV-PSOE frente al PP y los partidos emergentes como Compromís, Podemos o Ciudadanos. Pese a todo, algunos de éstos, principalmente Compromís, están logrando en los últimos años acceder al poder en varios municipios, pero sólo a base de pactar, precisamente, con los socialistas donde éstos lo han necesitado y haciéndolo en pocos casos como partido mayoritario, ya que las más de las veces lo es como apoyo imprescindible para formar los denominados gobiernos ‘progresistas’.

Tan acentuada es esta peculiar característica política de la comarca que hay varios municipios en los que, desde hace cuarenta años, viene gobernando el mismo partido, el PSPV-PSOE, incluso con mayorías absolutas como son Burjassot, Quart de Poblet y Picanya, constituyendo auténticos feudos políticos de esta formación. A ellos cabría añadir Alaquàs, aunque en este caso salvo los primeros cuatro años en los que gobernó el PCE, y Aldaia, también excepto cuatro años en los que gobernó el PP, de 2011 a 2015. Por algo se llegó a popularizar en su momento el adjetivo de ‘cinturón rojo’ de L’Horta, que continúa vigente e incluso se ha reforzado tras los últimos comicios locales.

Alternancia limitada

La existencia de esta tendencia hegemónica del PSPV-PSOE en la comarca ha impedido, por otro lado, que se cumpliera de forma plenamente efectiva y proporcionada a lo largo del tiempo una de las funciones del bipartidismo, que es la llamada alternancia en el poder, en este caso con el PP, por aquello de los clichés ideológicos de la ‘izquierda’ y la ‘derecha’. Si bien el PP ha logrado gobernar en muchos municipios de la comarca, lo ha hecho de forma esporádica y en periodos breves, salvo pocas excepciones como, por ejemplo, Rafelbunyol.

En cualquier caso, el PP, y pese al descalabro sufrido en la Comunitat Valenciana, y también en el ámbito nacional, debido a sus casos de corrupción, mantiene todavía en la comarca de L’Horta su rol bipartidista como formación política más importante de carácter ‘conservador’ en la oposición, incluso permanece en el gobierno en algunos ayuntamientos tras las recientes elecciones municipales, como en Alfafar y Massanassa.

Evolución de los votos

Desde los comicios locales de 1979 hasta los de 2019, los datos de la evolución de los votos obtenidos por los dos grandes partidos, PSPV-PSOE y PP, en L’Horta, indican que el primero tuvo su punto más alto en 1983, con un 54,9%, y el más bajo en 2015, con un 28,9%, mientras que el segundo tuvo su mejor porcentaje en 2011, con un 45,8%, y su peor en 1987, con un 17,9%. Por otro lado, se observa que, en este periodo de once citas electorales municipales, el PP sólo ha superado en porcentaje de votos en la comarca al PSPV-PSOE en dos de ellas, en las de 2007 y 2011.

Todo ello evidencia el mayor respaldo electoral, mantenido en el tiempo, que tienen los socialistas en L’Horta y explica su hegemonía en la comarca. Hay que tener en cuenta además que el PSPV-PSOE ha mejorado en las elecciones del pasado 26 de mayo los resultados de anteriores comicios. En concreto, ha obtenido en L’Horta un 39,2% de los votos, frente al 22,8% en el que se ha quedado el PP.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *