Medio Ambiente intensifica los análisis para detectar vertidos en las playas

València, 5 jul (EFE).- La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, a través de la Dirección General de Aguas, ha intensificado las pruebas para detectar el origen de los vertidos que ayer provocaron el cierre de las playas de Malvarrosa y Devesa; hoy ya reabiertas al público y también las playas de Alboraya, que en dos semanas se han cerrado dos veces al público.

En un comunicado, el director general de Aguas, Manuel Aldeguer, ha explicado que tanto la Administración autonómica como la local realizan muestreos periódicos para garantizar la calidad del agua y han asegurado que estos episodios puntuales de corta duración responden al cumplimiento de los estrictos controles de ambas administraciones.

«En el momento en que desaparece la bacteria, algo que sucede muy rápido porque dura de 2 a 4 horas, no tiene por qué permanecer la playa cerrada», ha señalado Aldeguer, que, asimismo, ha garantizado la tranquilidad y seguridad de los bañistas ante las más de 4.000 muestreos que se realizan en el litoral valenciano.

Sobre el origen de estos positivos, Aldeguer ha apuntado a los lugares de vertido de las acequias, por este motivo los técnicos de la Consellería están llevando a cabo pruebas en diferentes canalizaciones de este tipo en l’Horta nord, así como en el emisario de Vera o en las golas de Pujol y del Perellonet, cuyos resultados comenzarán a llegar a partir del próximo lunes.

A pesar de que la legislación vigente obliga a realizar controles con una periodicidad quincenal o incluso superior, la Generalitat está realizando un control mucho más estricto, ya que lleva a cabo controles semanales de cada una de las más de 200 playas marítimas de la Comunitat Valenciana, con especial incidencia en las zonas de mayor afluencia de bañistas, donde los exámenes permiten obtener una muestra más representativa de la calidad de la zona de baño.

Los parámetros que se analizan, en laboratorios acreditados, son los regulados por el Real Decreto 1341/2007, de 11 de octubre, sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño, con la presencia de Enterococos intestinalis y Escherichia coli.

En concreto, está previsto que entre mayo y septiembre se realicen alrededor de 4.000 análisis en el litoral valenciano.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *