Las playas que se tragó la autovía V-21

Más de dos kilómetros de playas, a escasa distancia de Valencia, se vieron sentenciadas a muerte con la construcción de la V-21. Foios, Albalat dels Sorells, Albuixech y parte de Massalfassar perdieron sus playas tras la construcción de la autovía.
La infraestructura, que discurre paralelamente al litoral, respeta la zona costera de Puçol, El Puig y La Pobla de Farnals, discurriendo entre los núcleos urbanos ubicados en el interior y las zonas costeras. Sin embargo, al llegar a Massalfassar la vía se adentra en la zona más próxima a las playas de Albuixech, Albalat dels Sorells y Foios. La autovía se construyó sobre, lo que en su momento era marjal de playa, y dejó a estas poblaciones sin costa y con una escollera.

Sin embargo, estos municipios no dan por perdida la batalla, conscientes del gran potencial medio ambiental de sus términos municipales. El alcalde de Albuixech, José Vicente Andreu, lleva once años pidiendo a la Dirección General de Costas dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que contemplen la regeneración de su playa. “Once años llevo como alcalde y once años llevo reclamando a Costas que construyan un espigón. De esa forma, el mar se iría hacía dentro y saldría la arena. Eso mismo es lo que ocurrió con Meliana, hicieron espigones y la playa se regeneró. Albuixech tiene 1.3km de costa”.

La última visita a Dirección General de Costas la hicieron hace escasos 30 días el alcalde de Albuixech y el alcalde de Massalfassar. “Volvimos a pedir la construcción de espigones. Nos dijeron que eso cuesta más de 5 millones de euros y que no lo contemplaban, pero lo que es cierto es que cuando hace 40 años construyeron la V-21 y dejaron a nuestros pueblos sin playa todavía había arena hasta llegar a la escollera y ahora el agua llega directamente al muro de piedras que separa el mar de la autovía”.

El alcalde de Albuixech insiste en que “el mar ha ido creciendo y cuando hay temporal las olas rebasan la escollera y el agua llega a la autovía. Hasta tres veces he llegado a ver parte de la autovía cortada a causa del agua del mar”. Por su parte el alcalde de Massalfassar, Carles Fontestad, explicó que el municipio “tiene 850 metros de costa, de ese litoral parte es playa y parte escollera. Con respecto a la playa ha estado muchos años abandonada por parte de Costas. Finalmente el pasado mes de julio pasó a manos del Ayuntamiento y nosotros nos encargamos de la limpieza de la parte que aún conserva arena pero reclamamos a Costas que nos hagan el espigón más largo o el mar se tragará más zona de arena”.

Falta de arraigo
Las nuevas generaciones de estas poblaciones no han llegado a conocer sus playas. Según explica el alcalde de Albalat dels Sorells, Nicolau Claramunt, “la vinculación con el mar se perdió con la construcción de la Autovía y la perdida de la arena. Yo no he conocido la playa de Albalat dels Sorells pero sí recuerdo anécdotas que contaba mi abuelo, como cuando iban con los carros a la playa y cogían arena, para después tirarla en los campos y hacer la tierra más suelta”.
Albalat tiene escasos 150 metros de litoral pero según afirmó Claramunt “Albalat dels Sorells, Foios y Meliana estamos colaborando y haciendo proyectos conjuntos. En ese sentido, Meliana sí que tiene su playa regenerada, sería hacer lo mismo con nuestro litoral convirtiéndose en la primera costa virgen, sin edificaciones, al norte de la ciudad de València”. El alcalde de Foios, Sergi Ruiz, también explicó que “nuestros municipios tienen un importante recurso, que es la playa. Hemos tenido una primera reunión con la Dirección General de Costas para plantear posibilidades. Foios tiene 380 metros de costa y discurre una acequia, en Costas nos dijeron que debería ser el Ayuntamiento quien entubara la acequia y eso supone un coste muy elevado por lo que hay que valorar otras posibilidades como buscar recursos europeos para regenerar nuestras playas”.

Meliana
Para estos alcaldes la playa de Meliana es el ejemplo a seguir ya que consiguió regenerar su costa y, además, cuenta con unas analíticas del agua muy buenas.
El efecto del espigón de Meliana ha hecho que parte de la playa de Foios vuelva a salir a la luz aunque aún queda mucha playa tragada por el mar. Según explicó el alcalde de Foios, Sergi Ruiz, “se debería buscar soluciones conjuntas para estas playas”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.